img acerca

Nosotros
Acerca de Sottile
Print E-mail

Transcurría el año 1996, cuando luego de una vasta experiencia, se instala hoy un clásico, Sottile, siendo pioneros en la mejor pizza a la piedra y empanada de la zona, apostando a la familia y al crecimiento de nuestro barrio.

Y así fue, gracias a la calidad de nuestros productos y calidez en el trato durante 15 años ininterrumpidos, hasta que en Octubre de 2011 decidimos renovarnos.

En Marzo de 2012 reabrimos nuestras puertas como Sottile: Restaurante, Pizzería y Café, con una amplia oferta gastronómica, sumándole a nuestras tradicionales pizzas y empanadas delicias elaboradas en carnes, pescados, pasta y minutas de la mano de su reconocido chef internacional, con la más alta calidad en materias primas, experiencia y arte en su elaboración.

Una absoluta renovación edilicia, un ambiente cómodo y climatizado, sumado a una vereda imponente y la última tecnología en instalación gastronómica.

De la mano de nuestro pastelero exquisiteces de la alta pastelería y confitería y todo acompañado de un grupo de personas altamente capacitado y experimentado, para brindarle un trato grato, ameno y familiar.

Un lugar para volver siempre.

 



 

Nuestra gente


       

img 3   img 4  img 5  img 6  img 7

Nuestra gente es el pilar del éxito que acompaña a Sottile.
Desde su dueño, Carlos Jalil (izq), pasando por nuestros Chef, nuestro Maestro Pastelero y todos los mozos, nos esforzamos cada día por dar lo mejor de nosotros. Y eso, se nota en cada plato, en cada sabor, en cada sonrisa.
Sotile, es un lugar diferente!

 

 

Mi historia

Por nuestro Chef, José María Chavez


Un día ocurrió…

Unos de los últimos cocineros de las escuelas viejas como lo digo yo o como lo dirían los viejos maestros de cocina que escasean, enseñando humildemente con alta exigencia, así surgió un sueño que se cumplió.
Yo José María Chavez que empece en una confitería de Barrio Norte, haciendo minutas y sándwiches llevando café a las viejas galerías de arte de ese tiempo, conocí a tantos artistas que solían tomar su café o whisky, ya que en esos entonces no existía todo en un mismo lugar: eran confiterías, restaurantes o pizzerías exclusivamente.
Esos tiempo fueron muy buenos, quien iría a pensar que terminaría en Lomas del Mirador en este hermoso restaurante que se hizo con mucho esfuerzo y amor como decimos nosotros, ya que las cosas no se hacen solo con recetas e ingredientes sino que llevan dedicación y amor para obtener lo mejor de cada comida, nuestra escuela es hacer algo rico y mejor cada día a nuestro estilo Sottile como le sugerimos a nuestros clientes, que siempre tratamos de sorprender con nuestros exquisitos platos (fríos, calientes, carnes, pescados, pollo, pastas y esas frescas ensaladas y los deliciosos postres) y las variadas sugerencias semanales tratando de satisfacer a nuestros clientes mas pequeños hasta nuestros abuelos.
Estoy en esta hermosa esquina de este grandioso barrio y agradecido a la gente que viene a Sottile a disfrutar y pasar un buen momento ya que sin ellos nada de esto seria posible.

Nuestra gastronomía de antes era buena pero hoy en día avanzo mucho en calidad y en el diseño de nuestras comidas. Ya que su aspecto, abundancia y calidad hacen que llamen la atención.
Yo le agradezco a la colectividad españolas que he trabajado muchos años y llegue a tenerles un gran afecto y cariño.
Mucho o gran parte de lo que soy se lo debo a mi tío Ermilo Suarez, quien fue el que me embarco y guió en este hermoso rubro que es la gastronomía hasta que yo mismo me pude empezar a valer con mis propios medios hasta llegar a ser lo que soy hoy en día, con el apoyo de mis amigos, mi familia y todos los que me conocen. Hoy en día se lo debo y les doy las gracias a este negocio ubicado en Lomas del Mirador en la calle Villegas 302 esquina Moreno y a su dueño Carlos y su familia que me dieron un lugar y depositaron su confianza en mi por todos mis años de trayectoria.